Terapia de Reiki

Se trabaja con la energía vital universal, equilibrando el cuerpo físico, emocional y espiritual. Es una técnica que a través de las manos se canaliza la energía universal y se le transmite al paciente.

Esta energía actúa sobre el paciente expulsando las energías negativas o de baja vibración que le están causando malestar.
Se consigue aliviar tensiones, estrés y facilita la curación de la persona en todos los niveles tanto mental como emocional.
Ayuda a la depresión y ansiedad, Aumenta el estado de ánimo y el humor.
Ayuda a liberar bloqueos energéticos y emociones reprimidas, Aumenta la energía.
Estimula el sistema inmunológico, Alivia dolores musculares, Aumenta la concentración, Mejora la autoestima. Etc.